jueves, 20 de marzo de 2014

Un dormitorio a la altura




Esta idea surgió porque quería un estor que me hiciera juego con el textil de las camas. Compré dos fundas nórdicas  muy baratas y a mi gusto ( me costaron sí mal no recuerdo unos 10 euros las dos) y con ellas y cuatro costuras hice dos sábanas y un estor. Para el estor utilicé un mecanismo viejo de otro estor más obsoleto que tenía, le puse una cinta de velcro al mecanismo y otra a la tela. Por poquita cosa le dí otro aire al dormitorio. Que tal?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total